Noticias Costas y océanos

noticia-1

 

•    Contaminación marítima afecta atunes rojos del atlántico, del pacífico y del sur de Europa.  


Las especies de atún rojo se encuentran en peligro de extinción, desde el Océano Atlántico, hasta el Pacífico. El hecho ocurre principalmente por la gran demanda japonesa de sushi y sashimi. De las dos poblaciones de atún rojo del Atlántico, la reserva occidental más pequeña descendió en casi un 90% desde los años 70, lo que clasifica como gravemente en peligro de extinción a esta especie.
 La reserva oriental más grande, con desoves en el mar Mediterráneo, está clasificada actualmente como en peligro de extinción tanto comercial como biológica total. Ambas poblaciones están siendo  sometidas a pesca excesiva de forma sistemática.
Capturas en el Mediterráneo. Una gran flota de avionetas y helicópteros de avistamiento del atún sobrevuelan el Mediterráneo. Esta flota aérea se utiliza de modo rutinario en la actualidad para localizar bancos de esta especie.
Desde 2001,  el uso de flotas aéreas en busca de bancos de atún durante su tiempo de desove en el mes de junio es ilegal. Sin embargo, se observaron vuelos ilegales durante Julio del 2012, en el espacio aéreo de Libia así como en las costas de Malta e Italia.
Una vez que se ha localiza un banco, los buques de pesca se movilizan para la captura. La mayoría son capturados por flotas de cirqueros industriales muy avanzados tecnológicamente y de palangreros. También funcionan algunas pesquerías más pequeñas, tal como las de almadraba convencional, así como pesquerías ilegales con red de deriva en algunas zonas, como en el Golfo de León.

 La mayor parte de las capturas con red de cerco se realizan desde mayo hasta mediados de julio cuando se cierra el periodo de pesca por un mes. Estas flotas realizan capturas enormes: por ejemplo: durante el 2004, en apenas dos meses se capturó la increíble cantidad de 25.000 toneladas de atún rojo, casi el 80% del cupo total de todo el Mediterráneo y el este del Atlántico.          

 Resulta alarmante que las capturas de atún rojo en el Mediterráneo estén actualmente muy por encima de los límites del cupo, principalmente por una mayor demanda de atunes criados en granja. Los pescadores tampoco están haciendo caso de los límites de tamaño y capturan también grandes cantidades de ejemplares jóvenes.
Las flotas responsables de actividades de pesca ilegales pertenecen a países del Mediterráneo.
Ni siquiera el atún rojo del Atlántico que sale con vida del Mediterráneo después de la estación del período de alimentación está a salvo de los buques de pesca.
La especie es un objetivo allí donde sea abundante, ya sea a lo largo de las costas norteafricanas y europeas, el Atlántico oriental el Atlántico occidental y a lo largo de la costa norteamericana.
En la última década, las pesquerías de atún rojo también se desarrollaron en el Atlántico Norte central, donde estudios recientes de etiquetado han demostrado que se concentran atunes tanto de poblaciones del oeste como del este.

noticia-2


 •    Contaminación marítima por vertidos de petróleo, eutrofización, Bioacumulación y descargas de residuos dañan condiciones del Mar situado al norte de Europa.  


Un mar lleno de historia, navegación, luchas, conquistas y exuberante cantidad de recursos marinos se encuentra en alerta roja, debido al manejo inadecuado del hombre y la explotación de sus recursos.

El mar Báltico, situado al Norte de Europa, tiene algo más de 100 000 Km2 y recibe los vertidos de un área poblada con más de 70 millones de habitantes, y, con un alto nivel de desarrollo industrial (aproximadamente el 15% de la producción industrial mundial tiene lugar en este área).
Hasta mediados de los años 60’s sus aguas de ensueño estaban relativamente limpias, pero luego se convirtieron en pesadilla al catalogarse como uno de los mares más contaminados del mundo.El Báltico tiene características naturales que lo hacen especialmente vulnerable a la polución. Una de ellas es la marcada estratificación de sus aguas. Su agua es salada, pero recibe grandes cantidades de agua dulce de los ríos que desembocan en él.
Estos dos tipos de agua no se mezclan suficientemente y se originan dos capas de agua distintas: una en el fondo, de aguas más saladas, y otra de aguas menos saladas colocada encima por ser menos densa.

Como el intercambio entre las dos capas es muy pequeño, la de abajo tiene un escazo contenido de oxígeno y cualquier factor de contaminación que reduzca aun más el nivel de oxígeno tiene efectos devastadores. Otro de los factores que hacen muy vulnerable al Báltico es que es un mar muy cerrado, ya que su única salida es al Mar del Norte a través de un estrecho canal, por el que tarda unos 50 años en renovar toda su agua.

Fuera de esta condición ambiental, la mano del hombre contribuye aún más a su destrucción. Vertidos de petróleo. Según datos de 1996, en el mar Báltico existe una media de tres accidentes al año, que vierten unas 225 toneladas de petróleo.

Pero, como sucede en general en el mundo, del total anual de unas 20.000 a 70.000 toneladas de hidrocarburos que le contaminan, sólo alrededor del 10% se origina en el mismo mar. El resto viene de tierra. Dentro de los productos derivados del petróleo el grupo más peligroso es el de los PAH (Hidrocarburos aromáticos policíclicos) que se encuentran en el Báltico en proporción tres veces mayor que en su vecino el Mar del Norte.

Eutrofización. Con lo que respecta a la eutrofización (enriquecimiento en nutrientes de un ecosistema por medio de otro), por ejemplo, se calcula que entran en este mar más de 500 000 toneladas métricas de nitrógeno y alrededor de 50 000 toneladas de fósforo al año, procedentes del arrastre de fertilizantes, aguas residuales no tratadas y contaminación del aire.
Esto supone como unas cuatro veces el nitrógeno y ocho veces el fósforo que llegaban a principios de siglo y provoca el crecimiento masivo de algas verde azules que cuando mueren al final del otoño, caen al fondo del mar en donde se descomponen, reduciendo drásticamente el nivel de oxígeno en grandes extensiones del fondo marino.

Los científicos estiman que un 25% del fondo del Mar Báltico son "desiertos marinos".
Bioacumulación. La acumulación de substancias como los PCBs en los tejidos de diferentes animales (en concreto las focas) tienen que ver con la disminución de sus poblaciones (concentraciones cuatro veces más alta que en mares corrientes).
Descargas de residuos. Entre otras muchas, cabe citar la cantidad de residuos radiactivos causados por el accidente de Chernóbil que multiplicó por cinco el nivel de Cs 137 que se encuentra en este mar.

 

banner-botton-marino-costero

 



REDES SOCIALES

facebookicontwitteryoutube
 
 
/** Google Analytics **/ /** Fin Analytics **/